¿Quiere dar una buena impresión en su nuevo empleo? Siga estos 7 consejos

Los primeros meses en un nuevo trabajo son vitales para determinar tu reputación en la compañia. Las acciones que realices y las reacciones que manifiestes serán minuciosamente observadas por tus compañeros y especialmente por tus jefes. Mantener un perfil adecuado en cada uno de tus trabajos es muy importante para tu carrera profesional, porque de ello dependerá tu ascenso o las referencias laborales para un puesto vacante en otra empresa si lo necesitas algún día. Para que cuides tu reputación desde el primer día, te ofrecemos los mejores consejos del portal empresarial CIO, los cuales lograrán una buena impresión en tu nuevo empleo.

1. Ve preparado

Informate todo lo que esté a tu alcance en Internet o a través de contactos sobre el puesto que te asignaron, aprende acerca de la cultura corporativa del sitio para el cual trabajarás y piensa cómo tu rol allí podría afectar el desarrollo de la compañia en pequeña y gran escala. Debes estar seguro de conocer las normas perfectamente, además de aprenderte su misión y visión. Todas estas acciones deberás realizarlas antes de asistir el primer día para sentirte más cómodo en el nuevo entorno y demostrar que estás en sintonia con el resto.

2. Relaciónate con tus compañeros

Conecta con las demás personas que trabajan contigo desde el primer momento para expresar tu voluntad de entablar buenas relaciones. Participar de conversaciones informales te ayudará a adentrar en el círculo si te presentas de la manera adecuada y ofreces algunos datos moderados de tu vida personal, como el lugar donde vives, con quién, dónde estudiaste y otros aspectos que estés dispuesto a compartir sin excederte en la información. Formula algunas preguntas a tus compañeros para expresar tu interés en ellos.

3. Infórmate sobre las funciones del equipo

En una compañia pequeña puedes aprender rápidamente el rol de cada uno, pero una empresa más grande requerirá de tiempo. Por más que no memorices la función de cada persona que trabaja contigo, es muy importante que sepas cómo se complementan los diferentes departamentos y cuál es el objetivo principal de cada uno para pensar tu trabajo como una red que puede alimentarse de sus cruces. Es vital que contextualices tu puesto en una estructura mayor y que te mantengas informado sobre las personas a las puedes recurrir para solucionar distintos tipos de problemas.

4. Trabaja la confianza de los demás

Pasarás por un tiempo de sacrificios antes de obtener la confianza de tus compañeros y principalmente de tus jefes. Tendrás que llegar unos minutos antes, quedarte hasta después de horario y acortar tus descansos para las comidas durante el primer mes. Trabajar horas extra al inicio es muy importante para terminar de comprender tu función, al mismo tiempo que denota buena disposición de aprender. Asumir una actitud extremadamente cumplida puede jugarte en contra, por lo que las horas extra u otras acciones que desarrolles para encajar en tu nuevo trabajo, tienen que ser medidas.

5. Despliega tu credibilidad

Asume las responsabilidades correspondientes durante los trabajos de equipo y sumale algunas pocas en las que te destaques y puedas hacer contribuciones sólidas. Tus colegas se sentirán agradecidos por la disposición, fiándose en tus movimientos. Evita asumir compromisos que no puedes cumplir, ni cargues a una parte del equipo con tareas extras porque quieres probar alternativas o experimentar una parte del proyecto que no se discutió entre todos. Busca la manera de ser productivo durante toda la jornada laboral, sentando pequeñas metas o colaborando con tus compañeros para realizar tareas útiles.

6. Solicita una evaluación inicial

Cuando haya pasado el tiempo suficiente para que te sientas cómodo con tu función y con el ambiente laboral, pide a tus empleadores o jefes que evalúen tu desempeño para conocer si vas por buen camino. Presta especial atención a aquellas acciones que necesiten ajustes, pero también a las indicaciones de que estás actuando como se espera o mejor, por ejemplo, en caso de recibir un halago por un aspecto particular de tu trabajo. Entre tres semanas y un mes es un buen momento para pedir la evaluación, porque aún no cosechaste malos hábitos para la cultura corporativa que puedes estar sembrando sin conocerlo.

7. Controla tu ambición

Participar en las conversaciones, aportar a proyectos, intervenir en discusiones u ofrecer recomendaciones son deberes que anotarás en tu agenda, siempre y cuando no te excedas. Ser ambicioso en tu nuevo empleo es bueno porque manifiesta tu voluntad de superarte y ampliar las proyecciones de la empresa, pero recuerda que un nuevo empleado jamás entenderá las políticas y procesos de la compañia tan rápido como para emitir su opinión constantemente. Podrías lograr el efecto contrario y obstaculizar la productividad, así que limítate a hacer las intervenciones adecuadas en los momentos adecuados.

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

Añade un comentario

Comentarios

Deja un comentario